Lenguaje inclusivo y no sexista

abril 12, 2022

lenguaje inclusivo y no sexista

Si por algo se está luchando en los últimos años es porque el término igualdad no se quede solo en eso, en un simple vocablo, sino que se pase directamente a la práctica para tratar de poder contar con un mundo mejor y mucho más igualitario. La sociedad ha experimentado un gran crecimiento. Son muchos los pasos adelante que se han ido dando, pero todavía queda mucho por hacer, no solo en la población en general, sino en el ámbito laboral en particular. Es fundamental que la igualdad reine en el trabajo. Solo de esa manera logramos que todos los empleados se encuentren a gusto y la producción de la empresa no se resienta. Algo que puede ayudar mucho a una corporación a ser más igualitaria es el uso del lenguaje inclusivo y no sexista. En esta publicación vamos a conocer todos los detalles.

Lo que se busca con el lenguaje no sexista e inclusivo es, sabiendo que existe una situación heredada desde hace mucho tiempo atrás en la que la comunicación estaba basada dentro de una perspectiva completamente sexuada, poder designar una realidad sin tener que caer en invisibilizar o en hacer superior o inferior al otro sexo. El lenguaje inclusivo es fundamental a la hora de evitar esa sensación de que las mujeres no existen. Dar visibilidad a las mujeres en el trabajo debe ser una prioridad. Además, este tipo de lenguaje también es clave de cara a luchar contra la formación de determinados estereotipos y con la asignación de roles en función del género que no hacen ningún bien.

Apuesta por el lenguaje inclusivo y no sexista

Como te hemos contado, existe una larga tradición a la hora de comunicarse que apuesta, por defecto, por utilizar el masculino o el neutro, pero es cierto que no se hace con la intención de hacer de menos a las mujeres, ni mucho menos. Sin embargo, el daño ya está hecho por la causa que sea y ahora ha llegado el momento de solucionar un grave problema. De ahí que cobre vital importancia la utilización del lenguaje inclusivo y no sexista.

Una vez que ya conoces algo más sobre este tipo de lenguaje, vamos a pasar directamente a conocer algunas formas de introducirlo en las empresas. Todos saldrán beneficiados. Intenta poner estos consejos en práctica: 

1- Trata de no utilizar el masculino genérico

2- Personaliza el mensaje en función del sexo al que te vayas a dirigir.

3- Alterna en el momento en el que te dirijas a hombres y mujeres.

4- Habla de la “empresa” y no de “todos”. 

5- Busca no crear estereotipos con las imágenes y trata de que haya una presencia equilibrada de hombres y mujeres en las mismas.

Inserta el lenguaje inclusivo y no sexista en tu empresa. Da un paso adelante en igualdad. Si tienes alguna duda, en Due Corporación estaremos encantados de ayudarte.   

Servicios de Consultoría

Protección de Datos

Prevención de Riesgos

Formación

Certificado Covid19